Consejos de salud dental si eres practicante de deporte

 

Los deportistas y sobre todo los de élite mantienen un cuidado especial de su salud dental. Aunque algunos deportistas no creen que sea necesario o se olvidan de las revisiones, la relación de tu boca con el resto del cuerpo es relevante si eres atleta o deportista profesional. 

Salud dental deportiva.

Solemos descuidar el estado de nuestra boca y no vemos los problemas hasta que afecta al resto del cuerpo con alguna enfermedad derivada. Las infecciones que se desarrollan en las encías, por ejemplo, pueden pasar a nuestra sangre y las bacterias viajar por el organismo hasta los pulmones, el hígado, el corazón, los músculos… La odontología deportiva es el estudio del vínculo entre la salud dental y la práctica de deportes, comprobando la influencia de una buena higiene bucodental sobre la resistencia y actividad de cada deportista. Si no cuidamos bien nuestra boca podemos sufrir algunas enfermedades graves, ya que, el desgaste al que se somete un deportista de élite de forma continua se puede ver acentuado por lesiones musculares, dolores de cabeza u oído por alguna infección dental.

Enfermedades de nuestra salud dental que repercute en los deportistas.

  • Fatiga muscular y desgarros: Aunque no lo creamos, una pequeña inflamación en nuestras encías se puede convertir en una infección. Sufrir una periodontitis no controlada va inflamando las articulaciones poco a poco, irradiando desde la boca al resto del cuerpo. Cuando no se trata de una forma adecuada y se limpia la zona de forma profesional, nuestra salud dental repercute en nuestra salud general y así se va perdiendo con el tiempo tono fibrilar.
  • Problemas cardíacos: Como ya hemos visto, las bacterias que componen la placa que se adhiere a nuestros dientes penetra en los vasos sanguíneos y puede provocar la creación de coágulos de sangre.
  • Lesiones musculares: Cuando comemos y no tenemos una buena salud dental, cepillando correctamente nuestros dientes y usando productos para las encías y lengua, no se eliminan los depósitos de restos de comida o de sarro que se acumulan. Estos depósitos que están en las bolsas de las encías en la zona de la raíz dental dan lugar a una inflamación, dolor y afecta a las articulaciones de la mandíbula. Esto provoca tensión muscular en la zona que se extiende hacia el cuello y la espalda.
  • Problemas de equilibrio: El oído de los deportistas es muy importante; cuando nuestro oído se ve afectado por cualquier enfermedad nos mareamos. Si tenemos una infección en la boca o una caries que no se atienda correctamente, va profundizando en la pieza y puede dañar el nervio. Esto da muchos dolores y afecta al oído.
  • Controlar el tipo de mordida: Que se tiene, si es correcta o no, es también un factor importante para la salud dental de los deportistas. Esto produce entre un 25 y un 30% de dolencias en los deportistas en los músculos del cuello y espalda, además de los dolores de cabeza, son causados por tener una mordida incorrecta, ya sea cruzada o de otro tipo. Esto también se relaciona con el sentido del equilibrio y la falta de sueño.
  • Dolores de espalda y cuello: Sufrir el trastorno de la articulación temporomandibular (ATM) con un problema de rechinamiento de dientes o bruxismo, altera mucho el sueño de los atletas, además de provocar dolores en la mandíbula, en el cuello, la cabeza y los músculos de la espalda. El uso de un protector dental o una férula oclusal mejorará estos problemas.
  • Sufrir golpes o impactos: Al hacer deporte es muy común sufrir un traumatismo en la boca. Si el golpe es leve puede que no nos afecte, pero en casos peores se puede tener una fractura, un movimiento de alguna pieza o la pérdida de un diente. Si esto pasara, no se debe tocar el diente o la parte golpeada porque si solo está fracturado podemos romperlo o empeorarlo. Acuda rápidamente al odontólogo para que pueda diagnosticarle.

Estos padecimientos son muy perjudiciales para todos nosotros, pero más aún para los deportistas porque les genera desestabilidad muscular, dolores y su recuperación es lenta. Tener siempre una higiene bucodental apropiada, cuidar las encías, evitar el consumo masivo de productos alimenticios con alto porcentaje de azúcar, y mantener una revisión cada seis meses al dentista para un chequeo completo, nos mantendrá con una perfecta salud dental y una sonrisa brillante.

 

La Caries